lunes, 11 de mayo de 2009

Y después qué

Una vez que hayas realizado el tiempo de prácticas en un albergue, puedes volver a ayudarnos en cualquiera de los puntos de acogida de Iglesia: en ese mismo albergue o en otros, en la Oficina de Atención al Peregrino, en acogida parroquial o en otras actividades.




Todo depende del tiempo de que dispongas. Tú mismo te señalas tu dedicación.

En la atención al peregrino hay implicadas muchas personas y muchas instituciones. Tú marcarás la diferencia.