domingo, 4 de diciembre de 2011

Crónica del Encuentro ACC

El pasado fin de semana del 11 al 13 de noviembre celebramos en León, en el Monasterio de las Hnas. Benedictinas Santa María de Carvajal, el segundo encuentro de Acogida Cristiana en el Camino.

Nos reunimos un grupo de veinte personas. Fue algo humilde pero fresco, lleno de alegría y esperanza. Todos éramos peregrinos, algunos también hospitaleros. Repetíamos unos cuantos después del primer encuentro el año pasado en Ponferrada y otros tantos se han ido enterando poco a poco de este proyecto de Acogida Cristiana en el Camino de Santiago a lo largo de estos meses y han querido participar atraídos e interesados por esta iniciativa. Desde Zamora, Astorga, Ponferrada, Salamanca, Madrid, Burgos, Valladolid, Palencia y, por supuesto, León, nos reunimos el viernes por la tarde. Sacerdotes, matrimonios, jóvenes, religiosas, hombres y mujeres llamados por el Camino para hacer de él un lugar de presencia cristiana.


El sábado tuvimos el primer momento de reflexión al hilo de la charla impartida por Don Javier Fresno, sacerdote de Zamora, titulada: “Peregrinar. Una experiencia singular humana y religiosa”. Javier dio nombre a las vivencias más profundas de la peregrinación: la despedida, el desprendimiento, los encuentros del camino, la pobreza como nueva forma de vivir, el deseo de la meta como metáfora del deseo de Dios que alienta nuestros pasos en la vida… Todo pudo ponerse en acción durante las dos horas de camino que tuvimos hasta el Santuario de la Virgen del Camino donde, al llegar, tuvimos una oración ante María, Mujer peregrina en su vida y en la fe. En la tarde fue Don Gonzalo Tejerina quien nos dio la segunda charla del día: “Claves para una acogida cristiana en el Camino”. La gratuidad, el servicio bien hecho por amor, el clima de oración e interioridad, de sencillez y armonía, los signos cristianos fueron algunos de los elementos característicos de la acogida cristiana que Gonzalo nos describió como esenciales en nuestros albergues. Las palabras de Gonzalo tomaron rostro, se convirtieron en vida con el testimonio de hospitalidad que nos ofrecieron las Hermanas Benedictinas, especialmente Sor Ana Mª y Madre Carmen, José Enrique y Pepi e Isabel. Terminamos el día con una breve velada y, sobre todo, con el rezo de completas de la Comunidad de Hermanas compartido también con el grupo de peregrinos que, aún en noviembre, estaban, de camino, esa noche en el albergue de las hermanas.

El domingo, tras una preciosa visita a la maravillosa Catedral y la eucaristía dominical, pusimos punto final al encuentro con la última charla: “ACC. Un proyecto de acogida cristiana en marcha. Propuestas, retos y futuro” a cargo de la Hna. Prado González Heras en la que se expuso el futuro que tenemos todos por delante para recorrer e ir generando una presencia cristiana a lo largo del Camino. La propuesta se concretó para todos: ofrecer un tiempo para ser testigos de servicio, acogida y amor cristiano a los peregrinos en alguno de nuestros albergues y experimentar así la alegría que brota en el corazón de los hombres que se deciden a vivir desde el don.

Todos dijimos: ¡SÍ, podéis contar conmigo!

Sor Carolina OSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario